Skip to main content
Cabecera rsc

Inventario de Gases Efecto Invernadero (GEI)

El camino recorrido por la compañía desde el año 2008 en el desarrollo de su propio Sistema de Gestión de GEI ha permitido obtener la huella de carbono de sus productos y servicios, incrementando así el compromiso de Abengoa con el medioambiente.

En ese año implantamos nuestro inventario de gases de efecto invernadero (GEI) que nos permite desde entonces medir las emisiones de GEI de todas las actividades de la compañía. El sistema está basado en una norma interna y homologado a estándares internacionales (ISO-14064).

Desde su inicio, ha sido auditado por una entidad externa independiente y desde 2009 los resultados se hacen públicos en el Carbon Disclosure Project (CDP).

El objetivo del inventario es tener un conocimiento exhaustivo de las emisiones de GEI, directas e indirectas, de cada una de nuestras actividades, que nos permita: establecer planes anuales de reducción, etiquetar nuestros productos y servicios, y valorar a sus proveedores en función de las emisiones GEI asociadas a sus suministros.

El alcance de la norma incluye:

Alcance 1. Emisiones directas, asociadas a fuentes que están bajo el control de Abengoa.

Alcance 2. Emisiones indirectas asociadas a la generación de la electricidad o energía térmica adquirida.

Alcance 3. Emisiones indirectas asociadas a la cadena de producción de bienes y servicios adquiridos por Abengoa.

El inventario de emisiones de gases de efecto invernadero al ser un pilar importante dentro de la política de responsabilidad social corporativa de Abengoa, se ha extendido a los proveedores incentivándolos a desarrollar sus propios inventarios con el uso de la herramienta de cálculo que ponemos a su disposición; lo que les ha permitido desarrollar una habilidad que los diferencia de su competencia al detectar oportunidades de mejora en aspectos como consumo responsable de combustibles, energía, lubricantes, traslados y consumos propios; que se ha traducido en una reducción de sus emisiones de GEI originadas por su propia actividad comercial, con el correspondiente ahorro económico. Adicionalmente les permite conocer de forma rápida y fácil, si su organización está o no obligada a reportar sus emisiones a la Semarnat, al superar las 25,000 toneladas de CO2eq anuales.

Lo anterior se refuerza con la realización de visitas de verificación de sus inventarios a los proveedores; en dichas visitas se revisa la trazabilidad de la información presentada y se detectan oportunidades de mejora en sus inventarios, así mismo se ofrecen oportunidades de mejora en las instalaciones y sugerencias de ahorro o uso eficiente de recursos.